UN RECORRIDO POR LA NATURALEZA, LA HISTORIA Y EL ARTE DESDE EL ORIGEN HUMANO HASTA NUESTROS DÍAS. (En un rádio de 40 kilómetros)

domingo, 28 de enero de 2018

DESAFRIO.

    Este fin de semana se ha llevado a cabo el "Desafio de Helios", una prueba deportiva no competitiva, que consiste en realizar el recorrido Belorado - Lerma, comenzando con la salida del sol, para intentar concluir antes del ocaso.
Lo que era un desafío entre amigos se ha convertido, en muy poco tiempo, en un acontecimiento deportivo con un gran esfuerzo organizativo subyacente.
 Las redes enseguida se han llenado de imágenes subidas por los participantes, lo que es buena muestra de su grado de satisfacción, y por lo tanto, también de los organizadores.
Más allá de los reconocimientos y agradecimientos ya realizados, a mi me gustaría quedarme con el potencial destapado.

    Un repaso al recorrido es una muestra de nuestro potencial como provincia: Naturaleza, arte, historia,,,,pero sobre todo, hospitalidad. Ahora mismo está de moda el turismo basado en experiencias, y eso es porque la gente ya no quiere visitar sitios, quiere vivirlos, quiere sentirse parte del lugar en el que está y conocerlo desde dentro. Quiere venir a los pueblos de Burgos y sentir frío, pero para después sentir la calidez de los hogares, de los habitantes, de los alimentos, de las tradiciones...quiere sentir frío para sentir la fuerza de la naturaleza y también quiere sentir frío para sentirse vivo y contárselo a quienes decidieron pasar el fin de semana en pijama.
Eso es lo que yo he visto en el "Desafío de Helios", gente feliz sintiendo frio..., por deporte, por cariño a su pueblo, por ayudar a los demás, por orgullo rural, por ayudar a un amigo o a un amigo de un amigo....... y mucho potencial.
Imágenes de carteles realizados por la organización de "El Desafío de Helios"

martes, 23 de enero de 2018

PAN DE PUEBLO

Sí, eso pone en una barra de pan que he comprado en un Centro Comercial...."pan de pueblo". No lo entiendo, se que no está hecho en un pueblo, más que otra cosa porque detrás de las estanterías estaba el horno donde lo hacen.....¿Esto no es publicidad engañosa???? Si tan bueno es el pan que se hace en los pueblos, se podían molestar en traerlo de un pueblo....no sé...

Por otro lado, me he sentido ridículo al darme cuenta de que había ido desde un pueblo a una ciudad a comprar "pan de pueblo" que encima no lo es.........

Valoro muchísimo el trabajo de los panaderos,,,,de los panaderos de verdad, de los que hacen pan, no de los que meten harina congelada en un horno. Es un trabajo muy duro, con un horario pésimo y encima se trabaja todos los días. Por cierto, antes los domingos no trabajaban y no pasaba nada, la gente no se moría por comprar pan para dos días el sábado.....

Algo que si me impresiona de los panaderos "de pueblo", es el reparto a los pueblos más pequeños. No se lo que se ganará por una barra de pan, pero por mucho que sea....siempre he dudado de la rentabilidad de ir a repartir a pueblos en los que apenas vive gente. Cuanto tuve posibilidad le pregunté a un panadero por esta labor y me confirmó que en muchas ocasiones se hace como un servicio publico, pero que van ha hacer ¿ dejar de dar este servicio?
Pues eso, ya que no puedo sentirme orgulloso del "pan de pueblo", al menos me siento orgulloso de los "panaderos de pueblo".

Foto: Panadería de Territorio Artlanza.

miércoles, 17 de enero de 2018

MERCADO DE PUEBLO

   Vaya por delante un homenaje a todos los vendedores que llevan a cabo su labor en nuestra zona, pues no es fácil ser pequeño empresario en el medio rural y sumo mi gratitud a los comerciantes ambulantes por acercar sus productos a cada escondido rincón de Arlanza.
   El día de mercado es un día especial, el pueblo se llena de vida desde primera hora gracias al trajín de los vendedores que se afanan en colocar sus mercancías, apurando tiempo para tomar el primer café y calentar, primero las manos, y después el interior.
   Los primeros madrugadores van surgiendo con sus carritos para evitar colas y poder elegir los mejores productos y poco a poco, se van sumando compradores fieles que acuden sea cual sea la predicción meteorológica.
   Pero a mi, personalmente, lo que más me gusta del día de mercado, es su función como jornada de reunión vecinal. A media mañana se va viendo llegar gente que no viene a comprar, ni tan siquiera a ver los productos, vienen a encontrarse con los demás vecinos de la comarca. 
   El trabajo en el campo es, entre otras cosas, solitario, repleto de horas de convivencia con la maquinaria, la tierra y de vez en cuando, con la fauna local. Pero las personas somos seres sociales, necesitamos contacto con otros y para eso, el día de mercadillo es la excusa perfecta.
   El hecho de aparcar el coche ya sirve para repasar con la mirada quien ha llegado ya, pues en esta comarca no es que nos conozcamos todos, es que, entre otras cosas, conocemos los vehículos de los demás. Un primer café sirve también como  primer punto de contacto. Se habla del tiempo, que nunca es como se desearía, y que no es normal para esta época del año. La televisión aporta el siguiente tema de conversación, se hace a continuación un breve repaso a lo ocurrido durante la semana, y como en los periódicos, se pasa de lo nacional, a lo regional hasta llegar a lo local. El último apartado es ponerse al día en rumores y chismorreos.
Se van creando ya grupillos, derivados por el interés común de los temas y por el tiempo del que se dispone. Tenemos, desde los que se toman un café rápido, hasta los que "echan la mañana"...aunque existe un grupo intermedio que está formado por los que llegaban con prisa y acaban "echando la mañana".
    Y con esto llega la hora de almorzar, una costumbre que lastimosamente va desapareciendo, pues al fin de al cabo, es probablemente la mejor labor del día. Un pincho de tortilla en la barra o, si te has encontrado con las personas adecuadas, una sesión de mesa, con unos callos, unas manitas, un poco de picadillos y un porroncillo de vino de la tierra para pasarlo...esto ya requiere un tenedorcillo, un pequeño plato y un servilleta de papel,,,,y un chusco de pan para empujar.
Y ya está hecha la labor, pero habrá que pasear un poco con el solillo de mediodía,. En la puerta del bar las despedidas se alargan y.....donde vamos a ir ya???. ....un vermucillo y pá casa!!!

PERO ESTO, COMO CASI TODO, YA ESTABA INVENTADO !!!!!



lunes, 8 de enero de 2018

SI LO REYES MAGOS TE TRAEN CARBÓN, QUE SEA DE ESTE.......

Aunque muchos solo se acercan a los pueblos de fiesta en fiesta, en los pueblos la vida, al contrario de lo que algunos piensan, nunca se detiene....de hecho, siempre hay algo que hacer.....
Que se lo digan a los vecinos de Retuerta, donde ya se han comenzado a levantar los  hornos  de carbón, una labor ancestral y como tantas otras, a punto de desaparecer....
Todos los años, siempre que tengo la oportunidad, recomiendo a quien me quiera escuchar que visite estas joyas, pues, como siempre ocurre, las añoraremos y valoraremos cuando ya hayan desaparecido.
Y no desaparece el oficio, desaparece un producto autoctono muy especial, desaparece la limpieza de los montes y desaparece la sabiduría de quienes lo llevan a cabo......un patrimonio tan rico como menospreciado.

miércoles, 3 de enero de 2018

LAS EMPAJADAS DE QUINTANILLA DEL AGUA

Las empajadas:
Dícese del camino de paja, realizado la noche de Reyes y que une las casas de una pareja aún en tiempo de noviazgo.
Hace años, cuando las calles eran de tierra, durante la mayor parte del invierno se transformaban en barro, los mozos intentaban no manchase los zapatos y poder llevar los regalos a sus amada. Para ello se hacían caminos de paja que llevaban de puerta en puerta.

Desde tiempos inmemorables esta tradición se lleva realizando en Quintanilla del Agua.
Hoy en día la tradición sigue viva gracias a los jóvenes del pueblo que generación tras generación y superando impedimentos siguen disfrutando de la noche de Reyes de una forma diferente, entre risas y bromas....y pese a quien le pese.
Foto y texto de Manuel Mata Hurtado

domingo, 31 de diciembre de 2017

CADA CUAL POR SU MOTIVO...

Cuando he vivido en una ciudad, la llegada de la Navidad la marcan las luces que colocan el Ayuntamiento y los centros comerciales.
Cuando se vive en un pueblo se nota que llega la Navidad porque te comienzan a solicitar ayuda para organizar diferentes actividades. En este caso, como en muchos otros, la gente de los pueblos tenemos muy claro que si queremos que algo se haga, pues hay que hacerlo..... Hay que montar el belén, se buscan reyes y pajes para la cabalgata, voluntarios para la San Silvestre, para el Belén viviente, para hacer chocolate o para decorar algún coche que haga de carroza.....


Ayer, día 30, pasé el día en Lerma y me fijé en varias cosas que me sirven como ejemplo.......Había San Silvestre, que la cambiaron de fecha para no coincidir con las varias que se realizan en la comarca. En ella vi un gran despliegue organizado por el Ayuntamiento, pero también infinidad de voluntarios montando, recogiendo, apoyando,,,,empresas e incluso moteros colaborando.
 Seguido, el grupo de amigos que monta el belén monumental, una joya con mucho trabajo, obsequiaba a todo el mundo con una castañada. Tras la cena, los chicos de la radio local organizaban el ensayo de las campanadas de hoy, regalando uvas y bebida para brindar, apoyados por bares, establecimientos y empresas...
De la puerta del Ayuntamiento colgaban los carteles de la programación navideña....teatro, conciertos de música, talleres.....y el 90 % eran actividades realizadas por asociaciones y gentes del pueblo, apoyados, por supuesto, por el Ayuntamiento.

Pues eso, en los pueblos sabemos que lo que no hagamos nosotros, no va a venir nadie a hacerlo....solo necesitamos que nos dejen hacerlo!!!!

Por cierto, hoy hay San Silvestre en Covarrubias, Villalmanzo, Peral de Arlanza, Quintanilla del Agua, Pineda Trasmonte, Santa María del Campo....una buena oportunidad para participar, pero también para fijarnos en aquellos que están detrás.
FELIZ FIN DE AÑO A TODOS.
En Covarrubias los adornos los realizan los propios vecinos.

domingo, 17 de diciembre de 2017

ARLANZA CON OJOS DE SUECO.


Partimos de la premisa de que todos queremos lo que no tenemos......Y no somos conscientes de que nosotros tenemos muchas cosas que otros quieren.
Cuando viajamos, nos imaginamos viviendo en el lugar de destino, nos metemos en el ambiente, rodeados de maravillosas construcciones y comiendo delicias locales. La tranquilidad de los pueblos y la vitalidad de las ciudades, las diversas personalidades de los vecinos y los exóticos acentos. Nos vemos todos los días comiendo de pinchos, en el teatro, en conciertos, en bucólicos rincones y altas cumbres, montando en bicicleta, caballo, moto, tranvía.....pero nos cuesta mucho ver que, el lugar en el que nosotros vivimos, es el destino soñado para miles de personas...
Cuando la gente llega a esta zona, ve preciosos pueblos repletos de impresionantes edificios, joyas históricas y artísticas al alcance de la mano, monasterios habitados y deshabitados, tradiciones ancestrales y fiestas multitudinarias, vecinos organizados en asociaciones, participativos y colaboradores. Naturaleza desbordante, ríos, desfiladeros, bosques, montañas, horizontes infinitos y impresionantes puestas de sol que se repiten todos los días.......y son gratis ! La gente ve huertas con sanos cultivos, gallinas, viñas, frutales, rebaños de ovejas churras pastando,,,,chimeneas humeantes, olores a lavanda, a dulces y a puchero.....a recuerdos de infancia, e incluso a recuerdos de cosas que nunca se han tenido.
Al menos en mi caso, ver esta Comarca nuestra con los ojos que uso cuando salgo de viaje, me convencen de que soy muy afortunado y de que si no disfruto más de ello, es porque siempre queremos lo que no tenemos...